Doctora Que Mutiló Los Genitales De Cerca De 100 Niñas En Los EEUU. Sale Libre Sin Cargos, Feministas Callan

Por más de 12 años, la dra. Jumana Nagarwala, médico en una clínica estadounidense, viajó de Michigan a Minnesota para evitar ser atrapada y así poder cortar tejido genital sano de cientos de niñas, lastimándolas y dañando sus cuerpos mientras las niñas gritaban de dolor. 

La asociada de la dra. Nagarwala, Farida Fakhruddin, esposa del médico dueño de la clínica, la ayudaba sujetando a las niñas mientras sus órganos sexuales eran cortados sin piedad.

Les decían a las niñas que irían a unas pequeñas vacaciones. Pero en realidad no eran unas vacaciones, sino una horrible violación. Después de realizado este horrible acto, les daban pastel a las niñas y les ordenaban que no le dijeran a nadie lo que les sucedió.

El medio Free Press reportó que exámenes médicos a una de las víctimas revelaron cicatrices, desgarrones, laceraciones y “lo que parecía la extirpación quirúrgica de una parte de sus genitales” [1].

Este acto en sí mismo es una violación del derecho humano más básico y fundamental de todos, la autonomía sobre el propio cuerpo. Es degradante, doloroso y un crimen contra la infancia, y es vergonzoso que haya ocurrido en suelo estadounidense y que no se haya logrado llevar a la responsable a juicio. Esta es una historia que uno esperaría oír en alguna lejana y remota región del mundo, no en la moderna potencia que son los Estados Unidos de América.

Sin embargo, aún siendo tan obvio lo inmoral que es, y lo terriblemente alarmante de éstos hechos, un juez estadounidense, Bernard Friedman (muy probablemente por razones personales; lo explicaremos en otro artículo) echó por tierra la ley federal contra la mutilación femenina, por la cual la dra. Nagarwala y sus asociados estaban acusados; el juez alegó que no hay nada en la Constitución que permita al gobierno federal inmiscuirse en cuestiones penales estatales.

Ya una vez peleamos una guerra para que el gobierno federal protegiera los derechos de TODOS sus ciudadanos. Por supuesto que la Declaración de Independencia nos dice que tenemos el derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Además, los crímenes de Nagarwala involucraron transportarse entre estados, haciéndolo un caso federal. Incluso partes de la Carta de Derechos son más que suficiente base legal para llevar este caso a juicio; sin embargo, todo esto fue desechado.

Recientemente, justo cuando uno pensaría que éste caso no podría causar más rabia e indignación, la última oportunidad de obtener cualquier forma de justicia para las niñas víctimas en éste caso se desvaneció cuando éste juez moralmente minusválido y débil mental desechó los últimos cargos contra Nagawala, por transportar menores entre distintos Estados con la intención de cometer un crimen.

Nagarwala ahora está libre, para vivir entre nosotros y seguir practicando como médico, con pacientes, NIÑOS. Si la ley no puede proteger a un niño de que adultos le corten los órganos sexuales, ¿cuál es entonces el propósito de tener leyes?

El riesgo de mutilación genital femenina (MGF) está en aumento debido a la inmigración de personas de culturas que practican MGF. El Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) estima que 513,000 mujeres y niñas estadounidenses están en riesgo de MGF, 4 veces más que la estimación de 1990 [2].

¿Cómo es que ésto sucedió, América?

¿Dónde está la indignación de las feministas? ¿Dónde está la cobertura de los medios de comunicación? ¿Dónde está el episodio de 60 Minutos exponiendo nuestra incapacidad para proteger a niñas de adultos con cuchillos, incluso existiendo PRUEBAS?

Es vergonzoso que Estados Unidos haya arrojado a sus niñas bajo el autobús de la agresión sexual y mutilación socialmente aceptables de sus cuerpos.

Feministas, por favor, levántense. Si alguna vez hubo necesidad de su voz, ese momento es ahora. ¿Cómo vamos a acabar con la mutilación genital femenina en África si ni siquiera podemos detenerla en nuestro propio suelo?

Tal como están las cosas ahora, no hay justicia para esas niñas. Nargawala está libre y sigue ejerciendo como médico. Ni siquiera se logró que se le retirará su licencia.

¡Podemos hacerlo mejor que esto, América!

En el futuro hablaremos sobre los diferentes tipos de MGF, del daño que causa, de cómo la ablación genital es vista en sociedades donde es común, cómo proteger a niñas de la MGF y de cómo erradicar ésta atroz práctica de la faz de la tierra, para que todos los niños puedan crecer con sus cuerpos intactos.

⇩ Broken Links?
Something to add?
Comment Below
Super please ⇩

Comment Below ↓ ↓ ↓

Please sharE! ↓

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on reddit
Share on email

Help us save babies ↓

what we do in life… echoes in eternity

Comments Just a little Further ↓ ↓ ↓

READ OUR LATEST BLOG POSTS​

Join Our Volunteers!

Join Organized Dedicated Intactivists!
Use Your Talents!
Enhance Your Intactivist Potential!

Do You Want To Do More!

Social Media Blues Holding You Back?
Are You Self Motivated?
Do You Want to Be Part of Protecting Our Children?
Let's Break the Cycle Together!
Complete Our Volunteer Questionnaire